Pastel Volteado de Mango

Takes , serves 8.

Precaliente el horno a 350 grados. Cubra un molde redondo para hornear de 9 pulgadas con mantequilla; ponga de lado.

En una cacerola pequeña, derrita ½ barra de mantequilla y revuelva con el azúcar morena, cocine a fuego lento por 2 minutos. Vierta la mezcla en el molde preparado para hornear y cubra con las rebanadas de mango, creando un patrón de abanico.

En un recipiente mediano, bata y mezcle la harina, el polvo de hornear, la sal, los clavos de olor, y la canela. Ponga de lado.

En otro recipiente, usando una batidora eléctrica, bata la barra restante de mantequilla suavizada, el azúcar granulada y la cáscara de naranja con velocidad lata hasta que quede de color amarillo pálido y esponjosa, por espacio de unos 5 minutos. Agregue las yemas enteras de los huevos, una por una, hasta que se incorporen. Agregue la vainilla. Disminuya la velocidad de la batidora a baja y agregue la mitad de la mezcla de la harina. Mezcle el néctar de mango y la leche y luego, el resto de la mezcla de harina.

En otro recipiente, bata las claras de huevo hasta que se formen picos suaves y luego, incorpore a la masa.

Con cuidado, vierta la mezcla sobre los mangos en el molde, distribuyéndola de manera uniforme. Horneé por espacio de una hora o hasta que el mondadientes insertado en el centro del pastel salga limpio. Enfríe en el molde por espacio de 15 minutos y luego, coloque el pastel sobre un plato de manera invertida. Enfríe completamente en una rejilla de alambre. Adorne con crema batida y cáscara confitada de naranja.
 

Pastel Volteado de Mango

X